TTI ofrece servicios avanzados de outsourcing en múltiples ámbitos de aplicación para apoyar y seguir al cliente en cada tipología del proceso técnico y operativo.

Nuestros clientes dispondrán de servicios personalizados de asesoramiento profesional realizado por expertos cualificados. Cada fórmula de outsourcing está diseñada para adaptarse a las necesidades reales del cliente y maximizar así el retorno de la inversión. Los clientes que confían a TTI la gestión de los propios procesos outsourcing,no van solo a la búsqueda de costes más económicos, sino que también tienen la oportunidad de revisar la estructura organizativa y la estrategia de su propia empresa a través de metodologías consolidadas, soluciones y recursos especializados . Esta es la via que permite a la empresa centrarse en sus objetivos, teniendo la seguridad de que uno o más de estos procesos son gestionados por un socio con competencias multidisciplinares, con un control constante de la eficacia de y con objetivos compartidos.

La oferta de Outsourcing de TTI es:

  • Análisis de las necesidades organizativas y tecnológicas de su empresa e implementación a través de su servicios TIC (mantenimiento informático y administración de sistemas; monitorización de sistemas, centros de soporte a aplicaciones y servicios, desarrollo de proyectos de software, formación tecnológica) las soluciones óptimas para satisfacerlas.
  • La gestión de las arquitecturas ejecutivas del cliente con referencia a los principales procesos empresariales como por ejemplo:
    • Desarrollo de Aplicaciones de Contabilidad
    • Desarrollo de Aplicaciones de Control de Stock o Inventario
    • Desarrollo de Software de relacion con los Clientes: Software CRM: (Iniciales de Customer Relationship Management)

La asignación del Outsourcing a la misma empresa con múltiples funciones relacionadas entre sí, tiene como ventajas, entre otras, la optimización de costes, el acceso inmediato a conocimientos y tecnologías externas y permite redirigir recursos propios a las actividades principales del negocio, reduce riesgos y mejora la calidad del servicio, llevando tanto a corto como a medio/largo plazo una amplia gama de ventajas:

  • Calidad superior: El proveedor tiene capacidad de ofrecer servicios de alta calidad ya que es especialista de un área específica y debido a la experiencia la empresa podrá responder con rapidez a los cambios del entorno.
  • Permite concentrarse en funciones propias del negocio: Permite que todos los miembros de la empresa se dediquen únicamente a las tareas que son clave para la organización, logrando un mayor y mejor control de ellas y ser más competitivo.
  • Contención y racionalización de los costes: El proveedor obtiene la solución en un costo inferior a la empresa, aprovechando su capacidad, experiencia y economías de escala. Gracias al outsourcing, la empresa necesitará menos personal en su organización.
  • Flexibilidad en la elección conceptual y los objetivos.
  • Alinear organización, procesos y sistemas con los objetivos de la empresa.